El aumento al salario mínimo incrementa las sanciones tributarias

Cada vez que se produce un aumento al salario mínimo tambien incrementa el monto de algunas de las sanciones que aplica la Admnistracion Tributaria. Entre las sanciones que se incrementan se encuentra la establecida por el articulo 239 del Codigo Tributario (Ley 11-92). Según el cual, a los agentes de retencion o percepcion que mantengan en su poder el tributo retenido o percibido, despues de vencido los plazos en que debieron ingresarlo a la Administacion Tributaria, se les sanciona con pena equivalente al pago de dos (2) hasta diez (10) veces el monto del tributo retenido o percibido. Pero, según el referido articulo, cuando no se pueda determinar la cuantía de la defraudación, la sanción pecuniaria será de cinco (5) a treinta (30) salarios mínimos.

También aumenta la sanción establecida por el artículo 241 del Código, que señala que sin perjuicio de las penas del comiso de las mercancías, productos, vehículos y demás efectos utilizados en la comisión del delito, así como la clausura del local o establecimiento por un plazo no mayor de dos meses se impondrá a los infractores sanciones pecuniarias de veinte (20) a doscientos (200) salarios mínimos o prisión de seis días a dos años o ambas penas a la vez, cuando a juicio del juez la gravedad del caso lo requiera.

Igualmente, el artículo 243 del Código Tributario, sanciona con multa de treinta (30) hasta cien (100) salarios mínimos el delito de fabricación y falsificación de especies o valores fiscales, establecido por el artículo 242 del Código, entre los que se encuentran: la falsificación, lavado o utilización indebida de sellos, estampillas, timbres, papel sellado, marbetes, calcomanías, o la fabricación sin la autorización legar correspondiente; la impresión, gravado o manufacturar sin autorización legal de matrices, cliches, placas, tarjetas, troqueles, estampilla, sellos, marbetes, calcomanías u otras especies o valores fiscales; la alteración o modificación en su valor o sus características, leyenda o clase de sellos, estampillas, marbetes, calcomanías u otras formas valoradas o numeradas.

Asimismo, el artículo 250 del Código sanciona la infracción por evasión tributaria con multa de hasta (2) dos veces el importe del tributo omitido, pero señala que en el caso en que no pudiere determinarse el monto de los tributos evadidos, la multa se fijará entre diez (10) y cincuenta (50) salarios mínimos.

Por su parte, el artículo 257 del Código Tributario, dice que el incumplimiento de los deberes formales será sancionado con multa de cinco (5) a treinta (30) salarios mínimos.

En tanto que, el artículo 263 de dicho Código sanciona con multa de cinco (5) a treinta (30) salarios mínimos el incumplimiento de los deberes formales de todo funcionario público, ya sea estatal, municipal, de empresas públicas o de instituciones autónomas, entre otros, los Registradores de Títulos, Conservadores de Hipotecas, Director de Migración, y en general los funcionarios revestidos de fe pública, que falten a las obligaciones que les impone el Código Tributario o leyes especiales, sin perjuicio de la responsabilidad que les corresponda de acuerdo con la ley Administrativa o Penal Común.

En definitiva, el aumento de estas sanciones, cada vez que sea incrementado el salario mínimo, implica el cuidado que debe tenerse para no cometer estas infracciones, porque muchas de ellas son adicionales a las demás sanciones contempladas por el Código Tributario, y a los impuestos que debe pagar el contribuyente.